lunes, 12 de febrero de 2018

Pichón de paloma. ¿Dónde estas? (Columba Livia).

Imagen.
Las palomas que todos conocemos en las plazas y edificios de todas o la mayoría de las ciudades del mundo; al igual que otros animales como el perro, el gato y las ratas entre otros muchos, existen gracias al ser humano que sin intención los hizo evolucionar a lo que son actualmente cuando ellos renunciaron a su vida salvaje para acompañarnos y conquistar el mundo junto a nosotros a cambio de comida fácil.   

La Columba Livia, mejor conocida simplemente como paloma, ronda nuestras ciudades siendo un símbolo de la naturaleza dentro de las urbes, pero también molestos por el daño que le hacen a las fachadas y monumentos con su ácida caca, sin contar con las enfermedades que las pobres portan. Pero a pesar de esto a lo largo del tiempo le han servido bien al ser humano llevando y trayendo mensajes y tal vez lo más importante, como alimento a más de un famélico.

Dicho esto les pregunto: ¿Cuántos de ustedes han visto pichones de palomas? De seguro muy pocos y también de seguro muchos de ustedes ni siquiera han notado que nunca han visto un pichón de estas aves. Piénsenlo un poco y verán que es cierto; no es que no existan, es que las palomas descienden de aves que vivían en riscos donde abundaban los depredadores y los pichones corrían mucho riesgo por lo que pasaban en sus nidos sin asomar el pico durante su “infancia”.
Imagen. No son muy bonitas que digamos. ¿Verdad?

Hoy en día y viendo el número de palomas que vemos en las plazas es obvio que no corren ese riesgo, pero la huella genética del miedo sigue latente en ellas por lo que los pichones se mantienen ocultos en sus nidos en lo alto de los edificios durante el primer mes de vida. Esto los hace difíciles de ser vistas mientras son pichones, además cuando abandonan el nido tienen un tamaño considerable que para el que no tiene un ojo experto se confunden con palomas adultas.

Como dije en el comienzo, de seguro la mayoría de ustedes no habían notado la ausencia de palomas pichones, pero la próxima vez que estén en una plaza observen y verán que es cierto.  



lunes, 5 de febrero de 2018

El color de los pasaportes.

Imagen. Cliquea en el mapa para ampliarlo.

Estos documentos tienen diferentes colores, pero se concentran en una gama pequeña de colores (rojos, marrones, negros, azules, verdes y entre otros). No existe un protocolo específico que reglamente los colores que adopta cada país, pero a pesar de eso los colores terminan representando a una región o país específico.

Nueva Zelanda tiene las tapas de sus pasaportes de color negro que coincide con el color representativo u oficial de aquella nación Oceánica.

Los países musulmanes muchas veces escogen el color verde por ser un color con un significado religioso para ellos, pero no es un color exclusivo para esas naciones.

Los países de la UE y los aspirantes a serlos les agrada el marrón, pero también hay excepciones como el caso de Croacia que utiliza el azul.

El azul esta muy extendido en América, con algunas excepciones como es el caso de la Comunidad Andina que los prefiere de color marrón.
Imagen.

El mapa (hace tiempo que no escribo nada referente a mapas, con lo que me gustan) de más arriba nos muestra con claridad el color de los pasaportes de cada país y donde se nota claramente la preferencia de las culturas o regiones por un color especifico.


Existe otra manera de clasificar a los pasaportes y es por su “poder”, o sea por la cantidad de países que un ciudadano puede visitar sin visa con solo mostrar su pasaporte. Desde hace algunos años los pasaportes más poderosos son los de Alemania y Suecia, cuyos ciudadanos pueden entrar sin problemas a más de 177 países. Los menos poderosos son Afganistán y Pakistán con 25 y 29 países respectivamente con libre  paso. 




lunes, 29 de enero de 2018

Illuminati, Itanimulli.

Imagen.
La gente que cree en las conspiraciones se toma en serio cualquier indicio por más que sea obvio que es una broma; como es el caso de Itanimulli (que es “Illuminati” escrito al revés).
Si escribimos Itanimulli en Google la búsqueda nos envía a la página de la NSA, siglas que en español significan Agencia Nacional de Seguridad (EEUU). Todos conocemos la CIA y para que tengan una idea les cuento que según las leyes de EEUU la CIA solo puede actuar fuera de EEUU encontrándose supervisada por comisiones del congreso de aquel país y para actuar dentro del país está el FBI; pero la NSA lo puede hacer donde sea, como sea y cuando sea ya que no existen leyes que la limiten o instrumentos políticos que la supervisen.

Imagen. Sede de la NSA.
Esta agencia tenia tanta libertad y era tan clandestina que a pesar de tener miles de funcionarios se mantuvo en secreto su existencia hasta los años 70 por lo que cuando hablamos de lo siniestro de la CIA deberíamos de saber que solo son bebes de pecho comparados con la Agencia Nacional de Seguridad. Y algunos bromistas aprovecharon este hecho para crear una Google bomb.

Google bomb: Una google bomb es un anglicismo que se refiere a un método mediante el cual es posible colocar ciertas páginas web en los primeros lugares de los resultados de una búsqueda en Google utilizando un texto determinado. Este sistema utiliza los famosos algoritmos de búsquedade Google y funciona cuando un pequeño grupo de personas enlazan desde una web en repetidas ocasiones cierta página deseada (en este caso la de la NSA) haciendo que al escribir itanimulli el buscador “piense” que lo que queremos es encontrar la pagina oficial de la NSA.   

La explicación es engorrosa, pero más o menos es esa y el resultado los invito a que lo comprueben ustedes mismos googleando la palabra Illuminati escrita al revés. Esto es solo una curiosidad para que ustedes pierdan el tiempo durante un rato.

Desde hace cientos de años existe la leyenda de la existencia de los Illuminati. En un comienzo se los consideraba como una especie de secta dentro de los Masones, luego un club que congregaba a la gente más poderosa del mundo y la moda actual dice que son también un club de poderosos que controlan el mundo pero solo son mitad humanos ya que serian una cruza entre humanos y extraterrestres. Y tengan cuidado ya que estos seres se alimentarían de carne humana.  




lunes, 22 de enero de 2018

Cuántos hemos sido en toda la historia humana?

Imagen.


Es una pregunta curiosa e interesante. ¿Cuántos seres humanos viven o han vivido a lo largo de toda la historia humana?

A pesar de ser una pregunta sencilla y puntual la respuesta es imposible que sea exacta, solo podemos especular por lo difícil y engorroso que resulta hacer el cálculo. La primera dificultad que encontramos es definir que es humanidad, a quienes incluimos dentro de ella ya que si somos amplios deberíamos de incluir a nuestro antepasado más antiguo conocido.

Lucy vivió hace unos 3 o 3,5 millones de años y actualmente es nuestro ancestro más antiguo, de ahí en adelante existen una cantidad de antepasados que a pesar de ser nosotros sus descendientes evolutivos es muy poco en lo que nos parecemos hasta llegar a la era de los Homos entre los que nos encontramos nosotros, los Homo sapiens. Esta familia es muy numerosa, están los Homo habilis, Homo erectus, Homo neanderthalensis, Homo floresiensis, Homo naledi y otra decena más incluidos los Homo sapiens, la única rama que sobrevive actualmente.

Imagen.
Si incluimos a todos nuestros parientes la tarea resulta imposible por lo que lo más lógico sería solo contabilizar a los humanos modernos u homo sapiens que existimos desde hace unos 50 mil años y a pesar de reducir al mínimo el conteo la cifra final contiene mucha especulación. Tengan en cuenta que hoy en día cuando los países realizan censos, tienen un margen de error, así que imaginen el contar a la gente que vivió hace 100 o 50 mil años; el margen de error se puede transformar en un abismo por lo que es mejor no hacer las cuentas y consultarlo con alguien creíble que ya haya echo el trabajo sucio.

Aprovechemos que un experto holandés en estadísticas llamado Peter Grunwald ya hizo el cálculo para la revista Quest hace algunos años; él llego a la conclusión que la población humana total haciende a más de 100 mil millones, lo que significa que los actuales 7 mil millones de personas que existimos solo representamos el 7% de la humanidad. Esto nos hace sentir humildes. ¿No les parece?

El trabajo que realizó no fue nada sencillo y para que tengan una idea les detallo solo uno de los ítems que utilizó. El tomó el promedio de vida en cada era y la cantidad de nacimientos por cada 1000 habitantes en ellas, todo esto tomado con pinzas ya que el nivel de vida nunca ha sido el mismo en todo el mundo en un mismo momento ya que al igual a lo que ocurre hoy donde hay pueblos cuya esperanza de vida roza los 80 años y otros apenas alcanza los 40 años, a lo largo de la historia ha ocurrido lo mismo lo que dificulta enormemente la tarea.

Si miramos los nacimientos a la ligera nos pueden llevar al error con facilidad. Hace 50 mil años había 80 nacimientos cada mil habitantes y actualmente es de solo 23 por cada mil; esto a simple vista nos puede llevar al error de pensar que hace 50 mil años vivían más personas que actualmente. Pero este dato hay que cruzarlo con la esperanza de vida de cada época.
Imagen.

Actualmente la esperanza de vida promedia los 75 años con 23 nacimientos por cada mil habitantes y en la edad media (por ejemplo) era de 12 a 15 años con 60 nacimientos por cada mil. Lo que resulta que hoy se registren 37 nacimientos menos que hace 800 años pero la esperanza de vida es 5 veces mayor lo que nos deja como resultado una población más numerosa a pesar de la menor cantidad de nacimientos.

Esto es solo un dato que Grunwald tuvo que tener en cuenta, otros fueron la incidencia de las enfermedades como la peste negra, las hambrunas, guerras, etc, etc. El trabajo que realizó este matemático fue increíblemente colosal y los resultados tienen un margen de error tan grande que resulta difícil aceptarlos pero son los más confiables o menos equivocados (como prefieran) que andan en la vuelta.

Acertados o no los resultados son sin lugar a dudas curiosos e interesantes.



               

lunes, 15 de enero de 2018

De verdad sabes leer?

Solo tienes que leer lo que está escrito en el triángulo de más abajo.



Bueno, ya que lo leíste me animo a asegurar que lo hiciste mal. Ve más arriba y vuelve a leer, pero hazlo palabra por palabra y descubrirás el error.


Confío en tu inteligencia, pero acá te dejo la solución: ˙ǝʇıdǝɹ ǝs "ɐl" ɐɹqɐlɐd ɐl



lunes, 8 de enero de 2018

Imagen.


Mucha gente solo tiene libre el domingo, otros el sábado de tarde y domingos todo el día y los más afortunados tenemos ambos días, también están los que tienen sus libres de forma rotativa o lo que es peor fijos entre semana. No quiero olvidar a los pobres que no tienen día libre, pero de seguro es peor no tener trabajo, pero esto no tiene que ser un consuelo a aquellos que no pueden disfrutar del derecho de tener una jornada de descanso.

Vamos a concentrarnos en los que disfrutan de los fines de semana. Durante siglos la regla fue tener solo un día de descanso para principalmente dedicárselo a Dios, pero la llegada de la revolución industrial cambió eso entre otras muchas cosas.

La mayoría de nosotros conocemos las historias de las difíciles condiciones laborales de las fábricas que llevaban a la depresión y hasta el suicidio a muchos de los trabajadores que tenían que soportar tales condiciones de trabajo. Muchos no llegaban al extremo del suicidio, pero se refugiaban en la bebida, volviéndolos alcohólicos, destruyéndose ellos y sus familias.

La epidemia del alcohol trajo serios problemas en la producción industrial ya que los obreros dejaban sus trabajos los sábados y se entregaban a la bebida ese mismo día y el domingo por lo que al llegar el lunes, totalmente destruidos, muchos de ellos faltaban ese día debido a que les resultaba imposible soportar la jornada laboral con la resaca a cuesta. Llegó a ser tan alevoso que los obreros llamaron al primer día laborable de la semana “San lunes”. Los industriales en un intento por erradicar esta práctica implementaron la media jornada del sábado con la condición de que los obreros se comprometieran a no faltar los lunes, el alcohol resultó ser mejor que cualquier sindicato de la época.

Esto llegó a ser una solución a medias en donde pocos resultaron conformes ya que muchos seguían faltando los lunes, las iglesias seguían reclamando que los feligreses preferían el alcohol y los empresarios continuaban perdiendo dinero hasta que en 1908 una fábrica de EEUU le otorgó a sus funcionarios el sábado completo libre llegando así al fin de semana de dos días que conocemos y muchos disfrutamos hoy.

Esto prendió de inmediato siendo imitado por otras fábricas y exigido por los sindicatos y las iglesias que veían una oportunidad de recuperar el domingo para Dios. Así que este próximo viernes cuando estés saboreando el fin de semana recuerda que no se lo debemos a la larga lucha sindical sino que se lo debemos al alcohol.

Esta entrada no tiene título, no porque me haya olvidado sino que quería hacer algo diferente y solo se me ocurrió prescindir del titulo, tal vez la próxima vez le ponga titulo pero prescinda del contenido.



martes, 2 de enero de 2018

Nombrando los continentes.

Imagen.


Los continentes son esas masas de tierra que se identifican a simple vista por estar delimitadas y separados entre si por grandes masas de agua. Con la excepción de Asia y Europa por lo que seria más correcto llamarlos Eurasia, pero los europeos se creen culturalmente diferente (o mejores) a la parte asiática de Eurasia a pesar que durante siglos ellos vivieron en chozas mientras que sus vecinos asiáticos tenían grandes civilizaciones con grandes ciudades que ya por esas épocas contaban con alcantarillado y alumbrado público.

Otra dificultad para reconocerlos es que según a quien le pregunten pueden decirles que existen 5, 6 o 7 continentes dependiendo si cuentan a la Antártida o si dividen América en Norte o Sudamérica. Y ni que hablar si tomamos en cuenta los nuevos continentes descubiertos últimamente como Zelandia, en el océano Pacifico y Mauritia en el Océano indico. En mi ignorante opinión estos últimos dos continentes no deberían de ser considerados como tales ya que se encuentran en su mayor parte bajo el océano y serían más bien Plataformas continentales; pero bueno no soy geólogo ni geografo o nada que se le parezca.

Esta introducción deviene a que hoy les quiero contar el origen de los nombres de los 6 continentes clásicos: América (una sola), África, Asia, Europa, Antártida y Oceanía.



América.

Es el más conocido por la mayoría de nosotros. El nombre se debe al navegante y cartógrafo Florentino Américo Vespucio que a pesar que no fue el “descubridor” del continente americano, sería el primero en notar que no se trataba de Asia sino que el Nuevo Mundo se trataba de otra masa diferente de tierra.


Africa.

Este origen no está tan claro como el anterior, habría por lo menos tres hipótesis serias. La primera cuenta que el origen de este nombre seria griego, A (sin) y Rhrigos (frío) Arhigos (Sin frío) obviamente haciendo referencia a su clima.

Otro posible origen también griego sería la palabra Aphros (espuma) y la etimología podría ser “Donde el mar hace espuma

Una tercera teoría dice que los romanos llamaron así al continente ya que por esa época habitaban la región una tribu conocida como los Afri.

Hay que destacar que durante mucho tiempo en la antigüedad el continente africano también se lo conocía como Libia.


Europa.

Por aquí también tenemos influencia griega. La mitología de esta civilización cuenta que Zeus sedujo a una princesa fenicia llamada Europa disfrazado o transformado en toro para luego llevarla a la isla de Creta.

Otra teoría griega tendría como origen la palabra Ereb que se traduce como ocaso, en referencia al atardecer. Tengamos en cuenta que Grecia se encuentra en el este del Mar Mediterráneo y para ellos el mundo era mucho más pequeño geográficamente hablando y las tierras que quedan al este de su ubicación terminaron siendo conocidas como Europa por la deformación de la palabra Ereb; el occidente europeo actual es poco más que una cuarta parte del territorio continental pero por esa época las cosas se veían diferentes.

 
Imagen. ¿Si los griegos no existiesen, que nombre
llevarían los continentes hoy en día?


Oceanía.

Más griego. El origen proviene de las Ninfas protectoras de las corrientes de agua conocidas como Hijas de Océano.

Para los griegos Océano era todo el mar que rodeaba las tierras conocidas.


Asia.

¿Qué haríamos sin los griegos? Del idioma helénico Ασία, que significa “al este”. Este término se le atribuye a Herodoto para referirse a Anatolia (Asia menor) y con el tiempo al imperio Persa y con más tiempo a todo el continente más poblado del mundo.


Antártida.


Para el último continente y para variar también tenemos origen griego a su nombre. Antarktike que se traduce como “opuesto a la Osa” (en referencia a la constelación de la Osa Mayor que da nombre al océano Ártico) y fue acuñado por un cartógrafo escoses llamado Barthoñomew que a su vez es probable que lo haya tomado de una colonia que existía en el actual Brasil y que era conocida por los franceses como Antártida.





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...